Actualidad

Casas fabricadas con contenedores: una manera inteligente de reciclar

/
Casas fabricadas con contenedores:                                          una manera inteligente de reciclar

En un momento de la historia en el que el tema del medio ambiente se ha convertido en algo tan importante, no es de sorprendernos que en muchos sectores productivos de la economía se busquen idea y alternativas para reducir nuestro impacto en la naturaleza. Uno de esos detalles, entre muchos otros, que nos asechan y no sabemos qué hacer con ello es justamente los famosos contenedores marítimos.

No es ninguna novedad que se han ido usando cada vez más en proyectos de construcción y diseño de casas, hoteles y hasta apartamentos. A pesar de que a primera vista no son muy atractivos, los contenedores representan varias ventajas como la de ser muy versátiles, así como por tener un coste bastante reducido en comparación a lo que cuesta una construcción tradicional. Si a esto le añadimos el aspecto ecológico que consiste en reciclar grandes cantidades de metal, la ecuación es de beneficio real.

Si la tendencia de las casas hechas con contenedores ha encontrado su origen principalmente en los Estados Unidos, España no se ha quedado atrás con empresas como Custom Home que propone casas prefabricadas y totalmente personalizables hechas con contenedores marítimos. Si a primera vista vivir en una casa con estas características podría parecer un poco incómodo, la realidad es que pueden llegar a ser perfectamente igual de agradables y funcionales como cualquier otro tipo de casa. La gran diferencia, además del carácter más ecológico es el costo muy inferior al circuito tradicional.

Como los contenedores pueden ser trasformados al gusto y necesidad de cada cliente, Custom Home propone un catálogo realmente sorprendente con diseños que nos dejan con la boca abierta o el ojo cuadrado según como lo prefieras. Las casas unifamiliares pueden ir desde los 45 metros cuadrados de un solo nivel hasta los 125 metros cuadrados con dos pisos para convertirse en una verdadera alternativa de vivienda.

Las posibilidades parecen infinitas y no se limita a las casas familiares pues el uso de contenedores para la construcción también puede aplicarse a espacios comerciales, hoteles, oficinas gubernamentales y muchos otros usos. El límite parecería no tener cabida siempre y cuando tengamos la voluntad de ver los contenedores marítimos como algo más que simples cajas de metal rectangulares.

Si tomamos en cuenta el crecimiento exponencial del comercio internacional y del transporte marítimo, sabemos que esos contenedores representan ya un verdadero dolor de cabeza por su enorme cantidad existente. Surge entonces una estupenda oportunidad para reciclar esas enormes cantidades de acero ofreciendo además un acceso mucho más económico a una casa con todo lo que se necesita. Una idea muy atractiva también para países y grupos sociales de escasos recursos económicos y acceso a una vivienda digna y funcional.

Deja un comentario