Actualidad

Cubiertas verdes: ¿Te pueden ayudar a ahorrar dinero en energía?

/
Cubiertas verdes: ¿Te pueden ayudar a ahorrar dinero en energía?

¿Te ha pasado que después de un largo y caluroso día, te dispones a subir las escaleras, entrar a la recámara y descansar, pero entonces recuerdas que no encendiste el aire acondicionado con antelación y mientras subes, un calor cada vez más sofocante empieza a abrumarte? ¡Qué fastidio! Como siempre, las habitaciones de la planta alta están hechas un horno y aunque enciendas el aire acondicionado, vendrá un recibo de luz increíblemente alto. Pero, ¿sabías que la solución se encuentra justo sobre tu cabeza?
Para ser exactos, en la azotea. ¿Sabías que una cubierta verde podría ayudarte a reducir más del 50% del consumo eléctrico?

Las cubiertas verdes son aquellas que incorporan vegetación en los techos de las edificaciones y aportan beneficios económicos, sociales y al medio ambiente. Analicemos estos beneficios más a fondo.

EFICIENCIA ENERGÉTICA
De la ganancia calorífica de un inmueble, el 70% proviene de la cubierta debido a su constante exposición a la radiación solar. Si la vivienda tiene dos niveles, seguro podrás comprobar que las recámaras de la planta alta son más calientes que la planta baja. En parte, esto dependerá del sistema constructivo de la losa. Por ejemplo, normalmente una losa de vigueta y bovedilla de concreto transmitirá al interior el 80% de la radiación solar recibida durante el día. Si la losa es de vigueta de casetón de poliestireno transmitirá el 70% y una losa maciza de concreto, el 95% de calor.
En cambio, al adicionarle a su losa una cubierta ajardinada solo transmitirá el 8%, logrando que en el interior haya mayor confort térmico. Esto a su vez, reduce las emisiones de CO2 y el gasto económico ya que no es necesario un sistema mecánico para enfriar el espacio, al menos durante la mayor parte del año. De hecho, se ha comprobado que el techo verde puede llegar a reducir la demanda energética en un promedio de 66% al año. (Zuleta,2011).

CONTROL DE AGUA DE LLUVIA
Las cubiertas verdes son una buena opción para mitigar el impacto que tienen las fuertes lluvias en la ciudad pues el agua que absorban las plantas será agua que no terminará en el drenaje municipal o en las calles inundadas.
Además, en una vivienda es posible recuperar aproximadamente el 65% del agua absorbida, tratarla y utilizarla para las tareas cotidianas como lavar, bañarse y el uso del WC.

OTROS BENEFICIOS
Tener una azotea verde aumenta la plusvalía del inmueble y puede ser el lugar idóneo para cosechar hortalizas para el consumo de la familia.
Además, aunque pudieran considerarse islas en un mar de concreto, favorecen la biodiversidad en la ciudad. Por lo tanto, no sería raro recibir la visita de aves, mariposas y otros polinizadores. Otro punto importante es que con un metro cuadrado de azotea verde se atrapa un kilo de CO2 y produce el oxígeno necesario que necesita una persona en un año (Fundación UNAM, 2020). Pero además de la función natural de las plantas de brindar oxígeno, éstas atrapan y metabolizan contaminantes provenientes de la actividad industrial o del tráfico vehicular antes de que estos lleguen a la atmósfera, convirtiéndolos en moléculas benéficas para las plantas.
Los beneficios de las cubiertas verdes no son únicamente para el propietario del inmueble; también pueden beneficiar a la ciudad.

Estas mejoran significativamente la imagen urbana y, gracias a su comportamiento natural de evaporación y transpiración, reducen el efecto de isla de calor urbano, fenómeno que se define como el aumento de la temperatura superficial de una ciudad.

¿QUÉ HAY DEL COSTO Y EL MANTENIMIENTO?
Aproximadamente, la instalación de una cubierta ajardinada puede costar sobre los $400 pesos/m2 pero puedes estar seguro de que los beneficios que aporta una cubierta verde sobrepasarán los gastos que supone.
Con respecto al mantenimiento, este difiere dependiendo del tipo de vegetación y del tipo de cubierta que se instale. Sin embargo es posible minimizar los costos de éste, por ejemplo, poniendo solo 4 o 5 centímetros de tierra antes de instalar el pasto en rollo. A menos tierra, menos alimento para el césped y más lento crecerá, por lo tanto se puede cortar sólo una vez cada 30 días. Por otro lado, un grupo de investigadores de la UNAM ha propuesto tener un policultivo pues la diversidad vegetal disminuye el riesgo de plagas y se evita el uso de agroquímicos y fertilizantes. “Así, las azoteas pueden ser de bajo mantenimiento; es más, puede haber de cero mantenimiento. La viabilidad de esta propuesta ambiental se ha demostrado fehacientemente en la Coordinación de la Investigación Científica, en Ciudad Universitaria, donde desde 2013 se estableció un jardín que recibe poco mantenimiento” (López, 2019). Además, se sugiere que todas las plantas que se vayan a seleccionar sean nativas o endémicas de México. Y si son plantas nativas locales, mucho mejor, pues al estar adaptadas a nuestro clima requieren de un mantenimiento mínimo.
Como puedes notar, tener una cubierta verde ofrece muchos beneficios para tu hogar, para ti y para la ciudad.

Artículo por: Sanzpont [arquitectura]
Especialistas en Arquitectura Bioclimática y Sustentable
www.sanzpont.com

Deja un comentario