Lifestyle

Emprender en tiempos de pandemia

/
Emprender en tiempos de pandemia

Álvaro Villamar Calderón con 35 años, ha vivido rápidamente. De mente ágil, palabra fácil e espíritu inquieto. Su cerebro no deja de producir proyectos, como la de su gimnasio WTF, que nació de una corazonada, de ideas que le rondaban de sus estancias en Estados Unidos y España.

El menor de 10 hermanos estudió abogacía en la Universidad del Valle de México en Lomas Verdes y llega a Cancún a colaborar con un despacho. Durante ese lapso, realizó una maestría en derecho corporativo en la Universidad Anáhuac. Su espíritu inquieto lo llevó a capacitarse continuamente y realizar también un posgrado en Harvard en arbitraje y solución de conflictos, otro posgrado en derecho de la integración Europea en la Universidad de Salamanca en España y por último en Cancún hizo una maestría de administración pública.

“Así soy yo, siempre estoy con ideas en la mente, cómo mejorar esto, cambiar aquello. Y cuando decido empezar lo hago de inmediato, por ejemplo, yo no había hecho mucho ejercicio de joven, pero en el 2012, decidí iniciarme en ello y así todos los días me levanto religiosamente a las 5 de la mañana para las 6 estar haciendo ejercicio”, relata.

Fue en el 2020 cuando nació su idea de crear un gimnasio. Recuerda que simplemente pasaba por la avenida Bonampak: “iba en el auto, vi un local y en ese momento me llegó la idea de crear un gimnasio bajo un concepto especial que uniera lo que conocí durante mis viajes al extranjero en España, Estados Unidos y Europa y mis propias ideas. Coincidentemente un amigo me vio y me marcó para saber qué hacía en ese local, le dije: -Voy a poner un gimnasio-, y me respondió: -Quiero ser tu socio- y así comenzó todo”.

El concepto de WTF es igual de divertido que su personalidad. Y es eso lo que ha llevado a este sitio a ser un centro integral de cuidado personal, donde se incluye el concepto fitness, el ejercicio, el de un gimnasio diferente en el que se juntan aspectos de una discoteca para ejercitarte con gusto, con el de la salud, nutrición, relajación y descanso. Aún se emociona al hablar de su proyecto que vio la luz el mismo día en el que se anunció el cierre de los gimnasios debido a la pandemia del SARS-COVID19 “(…) fué difícil aceptarlo y cerrar el gimnasio para el público, pero no me podía quedar así, entonces tomé la decisión de invitar a mi casa a vivir a una entrenadora con quién cada día subí a redes sociales las sesiones de ejercicio que realizábamos, fue así que poco a poco fuimos ganando seguidores y likes”, relata.

Álvaro señala que cuando su trabajo de abogado se acabó por la pandemia, estaba preparado para seguir su camino solo ya que tiene un despacho en sociedad en la Ciudad de México, por lo que ahora trabaja desde su sala, recámara y hasta alberca.

Así, cuándo se inició la reapertura de los gimnasios cuidando muchísimo el aforo, siguiendo las medidas de sanitización higiene, es que pudo dar a conocer su concepto con el que ha sorprendido a los millennials y nuevas generaciones que gustan del ejercicio.

Deja un comentario

Living Habitat Whatsapp Living Habitat Whatsapp