Lifestyle

Renault Morphoz: el SUV eléctrico que cambia de tamaño

/
Renault Morphoz: el SUV eléctrico que cambia de tamaño

Se trata de un SUV modular e inteligente, completamente eléctrico, capaz de adaptarse física y tecnológicamente a las necesidades de su propietario, ya sea como transporte urbano o como un vehículo particular para salir de viaje. 

Con esta innovadora solución modular el fabricante busca mejorar el espacio del chasis y la carrocería y, por ende, aumentar la capacidad de transporte de baterías.

El Renault Morphoz tiene dos personalidades: City y Travel. La primera está pensada para ser un vehículo ágil en la ciudad, por lo que la carrocería se queda en el tamaño corto, con una longitud de 4.400 milímetros y una distancia entre ejes de 2.730 milímetros. La batería, con esa configuración, ofrece su capacidad mínima (40 kWh), con la que puede recorrer hasta 400 kilómetros con una carga.

La segunda está ideada para los trayectos largos, así que la carrocería crece 40 centímetros para alcanzar los 4.800 milímetros, ampliando la batalla hasta los 2.930 milímetros. Esto contribuye a conseguir una mayor estabilidad y también deja hueco al paquete de baterías adicional: el Travel Extender amplía su capacidad hasta los 90 kWh y su autonomía hasta los 700 kilómetros. El cambio de uno a otro tamaño, así como la instalación de las baterías extra, se llevaría a cabo en estaciones específicas en una operación que duraría unos minutos.

El Morphoz está dotado de una conducción autónoma de nivel 3, lo que permite al conductor soltar el volante y delegar la conducción al vehículo en una serie de situaciones determinadas y en vías autorizadas.

Interior futurista

El interior del vehículo refuerza el concepto futurista del Renault Morphoz. Destaca el volante vidriado rectangular y completamente táctil. El asiento del copiloto, por su parte, puede girar 180º para convivir de frente con los pasajeros que viajen atrás, haciendo más ameno el viaje en trayectos largos.

La inteligencia artificial de la consola central detecta la presencia del smartphone y lo conecta al vehículo en forma automática.

Este asistente personal controla la información desplegada en la inmensa pantalla digital Living Screen que se puede activar y administrar de tres maneras: tocando las pantallas o la consola, gestos con las manos o con la voz.

Deja un comentario