Se trata del Bugatti Next-57, una bestia (como todo lo que hace la empresa) basada en el famoso modelo de los años 30, el Bugatti Type 57 SC Atlantic Coupé