El constructor argentino Horacio Pagani, en colaboración con Dar Al Arkan, la principal empresa inmobiliaria de