La accesibilidad en centros comerciales apoya el compromiso de lograr una comunidad más inclusiva y permite la movilidad de las personas, sin un trato diferenciado.