Mirando hacia el horizonte con colores que cautivan, se respira la paz que evoca este lugar, de amplias playas y aguas cristalinas, donde los adultos pueden escapar de lo cotidiano en medio del encanto natural de Cozumel.