Inspirado en la mítica película “Desayuno con diamantes”, la compañía de joyas abre un café donde podrás desayunar como lo haría Audrey Hepburn por 29 dólares.