La trufa blanca es uno de los manjares más codiciados en el mundo. Su característico sabor, textura y aroma la convierten en el oro blanco culinario más esperado del año.