No es un secreto: los recibos de la luz y el agua suelen ser muy