Es un concepto o tendencia constructiva que coloca el bienestar de las personas en el centro del diseño de los espacios.