Real Estate

Vivienda Bioclimática en el Caribe: hacer las cosas bien cuesta menos

/
Vivienda Bioclimática en el Caribe: hacer las cosas bien cuesta menos

No es un secreto: los recibos de la luz y el agua suelen ser muy caros, sobre todo en nuestros calurosos y húmedos meses de verano. Quizás ya te hayas acostumbrado, pero debes saber que pagar cifras monumentales por estos servicios no es normal. ¿Has notado que las facturas son más altas que la mayoría de tus conocidos? ¿Cómo puedes disminuir los recibos? ¿Qué deberías exigirle a tu arquitecto para tener una vivienda que te ayude a ahorrar recursos y al mismo tiempo, le ayude al planeta? Antes de explicar lo que se puede hacer, comencemos definiendo qué es una vivienda bioclimática.

¿Qué es una vivienda bioclimática?

La vivienda bioclimática es aquella que se adapta a las características del clima y el entorno, logrando un ambiente cómodo para sus habitantes, usando la mínima cantidad de luz, agua, gas y otros recursos. Esto, a su vez, se refleja en un menor gasto económico familiar mensual.

Se procura utilizar principalmente fuentes de energía naturales y gratuitas. Por ejemplo, el aire natural para refrescar las habitaciones, calentar el agua por medio del sol, protección de ventanas para evitar el calentamiento en los espacios interiores, entre otras. Existen diversas técnicas bioclimáticas, pero es importante determinar cuáles estrategias seguir dependiendo del clima, las condiciones del entorno, el terreno, etc. A continuación, explicamos algunas técnicas bioclimáticas básicas que se deben incorporar en el diseño de una vivienda ubicada en el Caribe:

Ventilación natural cruzada

La mayor parte del pago de la luz se destina al aire acondicionado debido al calor y la humedad propia del Caribe. Sin embargo, es posible sustituir el aire acondicionado por el aire fresco del exterior, al menos durante la mayoría del año. Para lograr esto, se deben ubicar las ventanas en lados opuestos y deben estar orientadas hacia los vientos dominantes.  Incluso si no fuera posible orientarlas en esa dirección, debido a que hay una edificación obstruyendo o por alguna otra razón, es posible implementar chimeneas de aire y captadores de viento que crean cambios de presión e incrementan la circulación natural del viento dentro de la vivienda.

Diseño Solar Pasivo

El 70% de la ganancia calorífica en una vivienda proviene de su cubierta debido a la larga exposición al sol durante el día. Para prevenir que el interior se caliente, es posible implementar una cubierta aislante térmica o azoteas verdes.  También es posible evitar el sobrecalentamiento del interior protegiendo las fachadas de la radiación solar mediante aleros, persianas al exterior, celosías y la misma orientación de los volúmenes de la vivienda, entre otras cosas.

Materiales y protección acorde al clima

El uso adecuado de los materiales y su debida orientación ayuda a mejorar la protección climática de la vivienda. Los materiales tradicionales de la región son la mejor opción. Las fachadas en colores claros ayudan a bloquear los rayos del sol, previniendo así el sobrecalentamiento en el interior.

Diseño eficiente de las instalaciones

Las instalaciones de la vivienda también deben ser diseñadas para el ahorro energético y de los recursos. Por ejemplo, el uso de lámparas LED de bajo consumo, aprovechamiento y recolección de agua de lluvia, separación de aguas grises y negras,  W.C. con sistema ahorrador de agua y un sistema hidráulico de presión por gravedad, son prácticas eficientes para el ahorro de los recursos. 

Finalmente, pero no menos importante, una vivienda bioclimática deberá amortiguar los riesgos climáticos, reduciendo los daños a la misma. En el caso de esta zona, se pueden implementar protección de ventanas contra huracanes y técnicas de diseño para evitar que estos fenómenos naturales afecten la vivienda.

Hacer las cosas bien, no cuesta más

Una casa bioclimática no es más cara que una convencional. Se trata de diseñar todos los elementos de una forma inteligente. De hecho, a mediano plazo es más económica porque se juega con los elementos arquitectónicos de siempre para incrementar el rendimiento energético y conseguir confort de forma natural. De esta manera, se logra un consumo considerablemente menor. Y, aunque el diseño bioclimático supone un conjunto de lineamientos, estos no roban libertad para diseñar su vivienda a su gusto individual.

Esta propuesta es una alternativa adecuada para los problemas climáticos actuales en el Caribe. Te invitamos a preverlos desde el momento del diseño. Las estrategias para hacer tu vivienda sustentable y conseguir el máximo ahorro y beneficios son realmente sencillos.


Artículo por Sanzpont [arquitectura]

Especialistas en Arquitectura Bioclimática y Sustentable

www.sanzpont.com

Deja un comentario